Usted está aquí

Artículo

Enf. Anest. Vol.3 Nº 2 2018
Prevención de errores: medicamentos etiquetados con pegatinas de colores y estandarización de la mesa de anestesia.

Prevención de errores: medicamentos etiquetados con pegatinas de colores y estandarización de la mesa de anestesia.

Enferm. anest.-reanim. ter. dolor (Internet) Vol.3 nº2 2018 / ISSN: 2529-9670

Autor: Barceló Pedreño, M.*; Hernández Pardo, E.**; Rodríguez Navarro, M.A.**; Alejo Díaz, C.**; García Fernández, M.R.**; Ruíz Quiñonero, I.*

*Enfermera. Unidad de quirófano. Hospital Universitario J.M. Morales Meseguer. Murcia. España; Anestesiólogo. Hospital Universitario J.M. Morales Meseguer. Murcia. España.

Contacto: marodrigueznavarro@yahoo.es

 

 

RESUMEN

 

Objetivos: Difusión e implementación de un procedimiento para prevención de errores del uso de medicación en el área quirúrgica en un hospital de segundo nivel. Método: Se tomaron dos medidas de intervención: a) facilitar la diferenciación de los fármacos intravenosos mediante etiquetado inmediato  de las jeringas con etiquetas nominales y código de colores y b) garantizar la seguridad del paciente quirúrgico mediante la estandarización de la mesa de anestesia. Resultados: El procedimiento se implementó en el boque quirúrgico tras disponer de las pegatinas identificativas de colores: la implementación del uso de pegatinas es del 100%, la estandarización de la mesa de anestesia ha sido parcial (en varios quirófanos se ha detectado que no se aplica el criterio de estandarización (30%) y se introduce material específico de dicho quirófano o se ha alterado la disposición de los fármacos por omisión o mala ubicación). Conclusiones: La identificación de medicación se ha implantado en el área quirúrgica en un 100% de las mesas anestésicas. La estandarización en la mesa de anestesia precisa reevaluación y mejora. Palabras clave (MeSH/DeSC): Seguridad, seguridad del paciente, anestesia, errores de medicación, administración intravenosa, etiquetado de medicamentos.

 

 

ABSTRACT

 

Objective: In this work we describe the implementation of a procedure for the prevention of errors in the use of medication. Method: Two intervention measures were taken: a) immediate labeling of the syringes with nominal labels and color codes; and b) standardization of the anesthesia table. Results: The implementation of the use of stickers is 100%. The standardization of the anesthesia table has been partial: the drawer used for medication commonly used in anesthesia complies with the protocol in 70% of the tables reviewed. Conclusions: The identification of intravenous medication by means of color-coded nominal labels has been implanted in the surgical area in 100% of the anesthetic tables. The standardization of the storage of drugs in the anesthesia table requires re-evaluation and improvement. Key Words: Incident patient safety, error medication, labeling of syringes, recommendations.

 

 

INTRODUCCION

 

Los errores de medicación son unas de las causas más frecuentes de lesiones en los pacientes1-3. Se ha estimado una incidencia de daño al paciente de aproximadamente un 5% en pacientes en proceso perioperatorio2. Los errores de medicación son el tercer error más frecuente, detrás del recuento incorrecto de material quirúrgico y del mal funcionamiento de los equipos. En el periodo perioperatorio inmediato es donde se produce el mayor número de errores por medicación debido a: mayor vulnerabilidad del paciente, gestión autónoma de los medicamentos por parte del personal, flujo de trabajo elevado o manejo de medicación potencialmente peligrosa.

 

Siguiendo las directrices previamente indicadas por Gómez-Arnau et al1 y con el objetivo de mejorar la identificación de fármacos en el área quirúrgica y evitar errores de administración, las jeringas, que pueden ser cargadas por diversas personas (enfermera, médicos de diferentes especialidades) deben etiquetarse justo después de haberlas llenado. Desde 2014, año en que comienza el etiquetado de medicación en nuestro hospital, hasta 2018, el uso de un rotulador para escribir sobre la jeringa cargada ha sido sustituido por el uso de pegatinas nominales de colores en todo el área quirúrgica. Las mesas de anestesia se han organizado de manera uniforme.

 

OBJETIVO

 

Objetivo principal: Difusión  e implementación de un procedimiento para prevención de errores del uso de medicación en el área quirúrgica en un hospital de segundo nivel.

 

Objetivos secundarios:

 

·       Difusión de las principales recomendaciones sobre medidas de seguridad en la administración de fármacos en todos los quirófanos y área de reanimación.

 

·       Facilitar la diferenciación de los fármacos intravenosos mediante etiquetado inmediato (seguidamente de la carga)  de las jeringas con etiquetas nominales y código de colores.

 

·     Garantizar la seguridad del paciente quirúrgico mediante la estandarización de la mesa de anestesia: normalización de la ubicación de los fármacos y medidas de identificación especiales de fármacos de alto riesgo.

 

·       Control de calidad y grado de implementación mediante encuesta y revisión de las mesas.

 

METODO

 

El Servicio de Anestesia, médicos y enfermeras, con la colaboración del departamento de Calidad, implementó durante el año 2014 el plan de mejora sobre seguridad del paciente en el  área quirúrgica y en Reanimación.

 

Para ello se impartieron previamente 4 charlas dirigidas tanto a enfermería como a médicos anestesistas para difundir la importancia y necesidad de dicha medida, presentar las nuevas etiquetas nominativas y el protocolo de organización de la mesa de anestesia. Las charlas fueron impartidas por enfermeras y consistieron en una presentación con diapositivas y una simulación tanto de cómo emplear las pegatinas como de la organización de la mesa de anestesia.

 

La encuesta (tabla I) se basó en otras validadas en la bibliografía y su objetivo fue analizar los resultados tanto de cumplimiento como de satisfacción tras 3 años de su puesta en marcha. Para ello se entrevistó a 25 enfermeras del área quirúrgica y área de reanimación.

 

 

Para realizar este trabajo se han revisado además 10 mesas de anestesia por una enfermera independiente al proceso de implementación que marcó el cumplimiento/no cumplimiento del protocolo de ubicación de fármacos previamente establecido.

 

RESULTADOS

 

El procedimiento se implementó en el bloque quirúrgico tras disponer de las pegatinas identificativas de colores:

 

1.   Descripción y difusión del procedimiento: presentación en el hospital del protocolo del uso de pegatinas y de la estandarización de la mesa de anestesia durante el periodo establecido previamente que fue de un mes. Asistencia del 100% de las personas encuestadas.

 

2.     Valoración del grado de satisfacción de los usuarios de las pegatinas de colores: encuesta a enfermeras y anestesiólogos de quirófano y unidad de despertar postquirúrgico tras 3 años de su inicio.

 

a.     Cumplimentación de la encuesta del 90%

b.     Grado de satisfacción superior al 80%

c.     20% indican mejorar el método de dispensación y las pegatinas de papel en blanco porque es difícil escribir en él al ser satinado.

 

3.     Valoración del porcentaje de aplicación del procedimiento en las 10 mesas de anestesia evaluadas:

 

a.     La implementación del uso de pegatinas es del 100%.

b.     La estandarización de la mesa de anestesia ha sido parcial:

                                               i.     El cajón destinado a medicación de uso habitual en anestesia cumple el protocolo en un 70% de las mesa revisadas.

                                             ii.     En varios quirófanos se ha detectado que no se aplica el criterio de estandarización (30%) y se introduce material específico de dicho quirófano o se ha alterado la disposición de los fármacos por omisión o mala ubicación.

 

DISCUSION

 

La Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR), el Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación (SENSAR) y el  Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (ISMP-España), de manera consensuada, establecieron una serie de recomendaciones para prevenir los errores de administración de fármacos por error en su identificación1. En la tabla que aparece en este trabajo de consenso1 se muestran los códigos por colores para identificar los fármacos. Atendiendo a dichas recomendaciones  y las sugeridas en diferentes trabajos2, en nuestro hospital se impartieron durante un mes una serie de charlas informativas al personal de quirófano y seguidamente se puso a disposición, en las mesas de anestesia, las pegatinas identificadoras por códigos de colores. Según los trabajos consultados en la bibliografía los resultados son mejores si se explica previamente el instrumento que se va a implementar3,4.  Para completar la acción de mejora se estandarizaron también dichas mesas, intentando que la ubicación de material y fármacos en las mismas fuese idéntica. Estas dos acciones tienen un efecto sinérgico ya que algunos autores ponen en discusión el uso aislado de pegatinas porque en sí mismo puede ser una fuente de errores ya que una vez etiquetada la jeringa,  si hay un error en su concentración o identificación  la causa de un efecto adverso es imposible de prever o contrarrestar rápidamente5-8. Los estudios realizados señalan por lo tanto que se debe etiquetar, pero con mucha precaución y prestando máxima atención a este momento. En nuestra opinión sumar la acción de estandarizar la disposición de fármacos y evitar mezcla con relajantes musculares o productos como anestésicos locales es clave para que el etiquetado sea inequívoco.

 

Durante estos años se han registrado algunas notificaciones identificando fármacos con una presentación de sus ampollas muy similar y se han dispuesto los medios necesarios para diferenciarlas (por ejemplo la ampolla de ácido tranexámico  y la ampolla de fentanilo). En estos casos de similitud en la presentación, nosotros consideramos, al igual que otros autores9, que  es clave la estandarización de la mesa de anestesia para no cometer errores al cargar la jeringa.

 

La acción de mejora no está completa sin un control de calidad posterior a la intervención10, por ello se hizo una encuesta de satisfacción  a 25 enfermeras del bloque quirúrgico y se revisaron 10 mesas de la zona quirúrgica. Los resultados obtenidos fueron muy satisfactorios, con un cumplimiento del 100% en el uso y disponibilidad de las pegatinas y alto grado de satisfacción.  Sin embargo la estandarización de la mesa de anestesia ha sido parcial: el cajón destinado a medicación de uso habitual en anestesia cumple el protocolo en un 70% de las mesa revisadas. En varios quirófanos se ha detectado que no se aplica el criterio de estandarización (30%) y se introduce material específico de dicho quirófano o se ha alterado la disposición de los fármacos por omisión o mala ubicación. Estos resultados coinciden con los publicados3 y parecen ser debidos a la manipulación de las mesas por diferentes profesionales, enfermera, médico y auxiliares de distintas especialidades. La necesidad de revisión diaria, reposición y organización  de las mesas es una de las propuestas que se derivan de este control de calidad1,10. Actualmente, diariamente, se revisan las mesas de anestesia y se subsanan errores de ubicación de material y fármacos. Se reponen las pegatinas de colores y se ha difundido su uso en otros hospitales.

 

El futuro se adivina con la precarga en jeringas por los mismos laboratorios farmacéuticos que deberán identificar con códigos la concentración exacta y el fármaco y se manipularán mediante lectura de los mismos de la misma forma que se hace con las prótesis o los materiales quirúrgicos y los hemoderivados11.

 

CONCLUSIONES

 

La identificación de medicación intravenosa mediante etiquetas nominales con código de colores se ha implantado en el área quirúrgica en un 100% de las mesas anestésicas. La estandarización del almacenaje de los fármacos en la mesa de anestesia precisa reevaluación y mejora. Medidas sencillas son claves en preservar la seguridad del paciente. 

 

BIBLIOGRAFIA

 

  1. Gómez-Arnau JI, Otero MJ,  Bartolomé A, Errando CL,  Arnal D, Moreno AM,  et al. Etiquetado de los medicamentos inyectables que se administran en anestesia. Recomendaciones de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR), Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación (SENSAR) e Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (ISMP-España). Rev Esp Anestesiol Reanim. 2011;58:375-383
  2. Merry AF, Shipp DH, Lowinger JS. The contribution of labelling to safe medication administration in anaesthetic practice.  Best Pract Res Clin Anaesthesiol. 2011 Jun; 25(2):145-59.
  3. Cuestionario de autoevaluación de la seguridad del sistema de utilización de los medicamentos en los hospitales. Adaptación del ISMP Medication Safety Self Assessment for Hospitals, por el Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (ISMP-España). Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo; 2007. Disponible en:http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/excelencia/cuestionario_seguridad_sistema_medicamentos_hospitales.pdf.
  4. Canadian Anaesthesiologist´s Society.  Guidelines to the practice of Anesthesia. Can J Anesth. 2010; 57: 58-87.  Disponible en: http://www.cas.ca/English/Page/Files/97_Standards_2010EN.pdf
  5. Velayudhan S, Arumugam V. Syringe label: A potential source of dosage error. Indian J Anaesth. 2014;58(4):506-7.
  6. Abeysekera A, Bergman IJ, Kluger MT, Short TG. Drug error in the anesthetic practice: a review of 896 reports from the Australian Incident Monitoring Study database. Anaesthesia. 2005; 60: 220-7.